Blue Jasmine

Escrito por on septiembre 25, 2014 in Cine | 1 comment

Blanchett-Blue-Jasmine

 

Año: 2013
Dirección: Woody Allen
Guión: Woody Allen
Reparto: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Sally Hawkins

 

 Triángulos fatales

Blue Jasmine nos devuelve a los triángulos fatales que es capaz de orquestar  Woody Allen con una incómoda profundidad pero que, al mismo tiempo,  alivia con un sentido del humor acertadísimo y recuperado después de A Roma con amor, un trabajo del autor para saltarse.

El rompecabezas queda constituido por:

  1.  Jasmine: la pieza suelta alrededor de la que gira toda la película; la clave sofisticada portadora de  una “genética buena” que la distancia y la diferencia de su única hermana, a la que acude como última opción buscando ayuda. Se trata de un personaje desterrado de un universo ideal y construido que  no es capaz de acomodarse a las nuevas circunstancias.
  2.  Ginger: la hermana de Jasmine y a la que da vida Sally Hawkins, como la pieza burda pero sencillamente encajada en el marco circunstancial del filme.
  3. La tercera pieza es precisamente ese marco circunstancial donde trata de mantenerse a flote Jasmine; la rutina no tanto feliz como soportable de Ginger, la estabilidad de un “hogar” que, a pesar de todo, solo es capaz de mantener ella y que estaría compuesto por sus hombres, sus hijos y su trabajo.

 

La Blanchett Dubois

Cate Blanchett interpreta de forma magistral a Jasmine, un papel que transluce inclinaciones y gestos de la mítica Blanche Dubois de Tennessee Williams que encarnara para el cine otra magnífica, Vivien Leigh en Un Tranvía llamado deseo, dirigida por Elia Kazan. Ambos personajes arrastran la incapacidad de sobreponerse al paso de las suertes perecederas: belleza, juventud, amor, posición económica… y luchan de espaldas a su nueva realidad, impiadosa al cabo como todas las realidades,  cogidas de una mano fraternal justo antes de tocar fondo. Y en la ficción que construyen para sobrellevar un pasado que no acaban de sacudirse, caen en la torpeza de la mentira encadenada. Mentiras encadenadas de la misma manera a otras mentiras que a los pasos del personaje que trata, así, de encarar su futuro.

De la misma manera Ginger y cualquiera de sus parejas eventuales, son un reflejo del matrimonio de Stella y Stanley en Un tranvía; unos personajes más zafios en un entorno degradado pero irónicamente más estable, a los que Jasmine acude en un intento desesperado de ponerse a salvo. En este sentido, Peter Sarsgaard, que interpreta al prometido de Jasmine, juega el papel de red en el desfiladero vital que atraviesa la protagonista igual que en Un tranvía hiciera  Karl Malden; ambos suponen la esperanza, no solo para Jasmine sino también para el espectador, en una historia que el director elegantemente va crispando.

 

Blanchett-Blue-Jasmine4Decididamente es una interpretación impecable de La Blanchett que permite un acercamiento total al estado límite mental del personaje. El trabajo del rostro para mostrar la angustia y la desorientación progresivas es estremecedor; los sudores, la forma de desencajar el gesto, los ademanes rápidos y cada vez más confusos a medida que la trama se desarrolla, tan pronto se instalan en lo cómico como viran a una desolación absoluta.

Y todo, como no, con una burguesa exquisitez visual hasta cuando Woody Allen retrata los suburbios y buena, siempre buena música.

Escucha la banda sonora  aquí.

 

 

1 Comment

  1. Woody siempre me ha causado bipolaridad con sus películas. Algunas me apasionaron y otras me decepcionaron. Y ésta que describes tiene toda la pinta de las que me van a gustar. Gracias por recomendarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>