Blog

Jueves x

Escrito por on abril 6, 2017 in Sin categoría | 0 comments

        Rompió. Y cuando ya eran costumbre el quicio y los abrigos y había palidecido casi del todo nuestra piel, se abrió la persuasiva flor de los naranjos. Así, como una fractura en la corteza terrestre impidiendo nuestro avance hacia el invierno definitivo al que irreflexivamente nos encaminábamos todos los años. Pero la primavera es siempre redentora y estábamos en marcha; las crisis nocturnas haciendo acopio de preguntas no eran tan frecuentes y Darnaude nos había legado el Tarotín para pulverizar las rémoras o...

leer más

Jueves IX

Escrito por on marzo 2, 2017 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

  El jueves empezó con un pesimismo malinterpretado que ni siquiera nosotras pudimos corregir. Delante de la Capilla de Montesión alguién escribió Mundus Senescit con un pulso medroso sobre los adoquines de la acera. La Resti fue quien nos contó lo de la pintada; eso y que Habermas no había montado después de leer aquello. Lo había dejado en la puerta del Vizcaíno fumando un cigarrillo tras otro convencido de que el mundo envejecía raudo como la combustión silenciosa del papel clásico de puro lino que recogía su tabaco. _Se descompone,...

leer más

Jueves VIII

Escrito por on febrero 16, 2017 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

                        Peonzas de madera diseñadas por Piero Lissoni   Nadie creyó nunca que escaparíamos del jueves. Pero llegaron el frío y las proposiciones de la ciudad en celo y todos fuimos abandonando. _ Recaerás Rebeca porque para nosotros no hay remedio. Conté las vainas y cerré la caja, y me giré para responder a Darnaude. _ Tenemos los finales de las óperas. Soltó una carcajada de sabio descreído y con el dedo acusador me señaló la caja. _ Tiene usted un arsenal de...

leer más

Jueves VII

Escrito por on diciembre 10, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

                                Las dos cosas  más difíciles de El Jueves son: primero, averiguar el precio real de lo que se vende y segundo, saber por qué la gente acaba aquí. El Jueves es destino. Darnaude lo decía todo el tiempo y lo solían repetir las cartas.  Yo no pensé que tuviera una razón última pero después de lo del fusil de asalto tuve que ser humilde y asentir. Entonces pensé si no éramos también nosotros como un grupo de elefantes mitológico...

leer más

Jueves VI

Escrito por on noviembre 26, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

  Les Gentilshommes du duc d’Orléans dans l’habit de Saint-Cloud. H.F. Philippoteaux   Hace unas semanas que el aire aquí se ha enrarecido. El martes por la noche Rodrigo me respondió que no vendría. Darnaude anda soñoliento y Habermas no monta aunque todavía le debemos pasta. El Barón está de racha en el casino y Ratzinger se ha ido a saquear un poco Roma. La rubia, desde lo del canalla, se ha impuesto un encierro creativo y la Restiputa solo piensa ahora en una depilación definitiva. La última vez que nos reunimos había mar de...

leer más

Bajos fondos

Escrito por on noviembre 24, 2015 in Relatos | 0 comments

Fuera hace un día de perros. El frío ha llegado de repente. Observo los soportales húmedos de la calle con las terrazas casi vacías. Sólo unos cuantos fumadores jóvenes y Augusto Zarco, resisten sentados calentándose las manos con el café de La Técnica; los demás están dentro de los bares o junto a mí, mirando como llueve a través de la gran ventana y hojeando libros. Estamos cómodos. Nosotros también tenemos café; pedimos que el proyecto nuevo incluyera una pequeña cafetería y una zona de sillones de lectura en torno al jardín de invierno....

leer más

Jueves V

Escrito por on noviembre 19, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

    Había llegado el frío y la rubia cerró por una temporada los balcones. Le encargó por teléfono a Rodrigo género pesado para las cortinas y tabaco. Habermas seguía montando debajo de su casa, cada vez más impertinente porque, en su controlada desesperación, nos empezó a hacer a todos portadores de mensajes para la rubia. A todos menos a la Restiputa. La aparición de Arturo trajo cola. No vino solo, sino que arrastró hasta aquí a la modelo retirada. Entraron por el estrechamiento de Feria y Darnaude fue el primero en verlos desde...

leer más

Jueves IV

Escrito por on noviembre 12, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 0 comments

            En ningún caso llegar hasta la calle Feria puede considerarse un hecho azaroso; y más si a uno lo arroja el interior y la provincia. El Barón tiene la teoría y la cuenta gratuitamente si se le pregunta en lo bares. La Restiputa, si aceptamos esto, llegó aquí de acuerdo a un destino inevitable; pero que irrumpiera en El Jueves fue culpa de Habermas y de la polaroid. Antes que la rubia, la Restiputa le había fascinado una madrugada apostada en el cierre del Hércules, larga y deshecha, con la barba mal...

leer más

Jueves III

Escrito por on noviembre 5, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 2 comments

  Imagen: Paco Barter’s. Antigua sala de cine X en Sevilla   La rubia lo sorprendió como siempre con las gafas gachas mirando la cubierta de sus últimas películas; aún no se había acostado pero la llamada de El Barón le pareció urgente. _¡Vas a dejarte los ojos con esas lentes heredadas! Vine lo antes que pude ¿Qué sucede?¿Robaron El Cubells? _ ¡Ja! ¡Ja! ¡Qué diablos, mira! La he encontrado. ¿No me digas que no te parece delicado el título? _ No puedo creerlo. ¿He bajado sólo para ver esto? Voy a lavarme la cara, pídeme un...

leer más

Jueves II

Escrito por on octubre 29, 2015 in Los jueves de la calle Feria | 1 comment

        Lo del fusil era un encargo. Ella es demasiado bonita para esto. A la rubia se lo pedí yo porque sabía que Habermas le haría un buen precio y sobre todo porque podría llevárselo antes de que yo reuniera todo el dinero. Luego supe que una vez apoyado en la contraventana abierta de su estudio a ella le tentó la idea de quedárselo; creo que fue cuando Arturo se largó con la señorita aquella. Si, lo del fusil se me ocurrió la primera vez que fui al jueves temprano. Yo le había insistido en muchas ocasiones a Darnaude...

leer más